You need to upgrade your Flash Player bypass the detection Flash El Rhodesian Ridgeback es un can musculoso, de gran porte, extremadamente ágil y veloz (puede alcanzar 65 km/h) principalmente usado para la caza, guardia y compañía. Pertenece al grupo 6. El padrón de la raza indica que los machos deben tener entre 63 y 68 cm a la altura de la cruz, pesando entre 36 y 41 kg, y las hembras un poco mas pequeñas: de 61 a 66 cm de altura y un peso entre 29 y 34 kg. Su peso varia entre 30 y 39 kg, su pelaje es corto, denso, liso y brillante, sin ser lanoso o sedoso. Tiene, como característica, una cresta dorsal, formada por pelos que nacen en sentido contrario al resto del pelaje. Esa cresta es considerada el "sello" de la raza, claramente definida y simétrica. Las patas delanteras son rectas y fuertes, con huesos pesados, lo que lo hace un animal sumamente resistente. Se acepta en los colores trigo pálido o rojizo. El color del hocico puede ser negro o marrón, dependiendo del color del pelaje. Se admite una pequeña mancha blanca en el pecho y en los dedos de sus patas delanteras. Los cazadores sudafricanos descubrieron que los Ridgebacks, en jauría, eran muy efectivos contra los leones, originando un segundo nombre para la raza: "el cazador de leones africano". El Rhodesian Ridgeback se adapta perfectamente al entorno de las estepas africanas. Puede soportar muy altas temperaturas, como así también el frío de la noche. Es resistente a las picaduras de insectos y puede permanecer sin agua y comida por más de 24 horas. Historia La historia de la raza tiene su inicio en el siglo XVI, cuando colonizadores europeos encontrarom un can domesticado (Khoikhoi) junto a tribus africanas (los hotentotes). Ese animal tenía, como característica principal, una faja de pelos erizados en el dorso (origen del nombre "ridgeback", que significa cresta dorsal). Muchas razas fueron traídas a África por los colonizadores, iniciándose así la cruza de las razas importadas por los colonos (Mastin Inglés, Deerhound y algunas otras desconocidas) con el can nativo. La nueva raza, el Rhodesian Ridgeback, conserva muchas de las características del can de las tribus africanas. Se inició, así, la creación en gran escala en Rodesia, (actualmente Zimbawe), recibiendo el nombre de ese país.
Athomix - Disseny web